Mis esperanzas de conquistarte seguían en pie, hasta que de tu boca salieron las palabras ”No te enamores” y me di cuenta de que era inútil, sabía que al besarte todo lo mío sería tuyo para siempre, es por eso que decidí abandonar tu camino y regresar a mi riachuelo acostumbrado.
Anuncios