998394_10201297373466909_46941760_n

”Dejen que los niños vengan a mi” Dijo un día el Dios de la locura. ”Dejen que griten mucho, que muestren su discontento por el mundo gris, dejen que coman muchas golosinas, igual a ellos les crecerán nuevos dientes… Dejen que dibujen, los arboles son seres que se sacrifican felices al saber que en ellos un niño crecera por medio de ellos. Dejenlos que corran, que se suban a los arboles, que se manchen de lodo y de pintura. Nunca les peguen cuando rayen una pared, ni les griten cuando estan tristes. Celebrenle sus bailes, sus voces prematuras. No los acostumbren a que su bienestar social dependa de un aparato tecnologico. Enseñenles a sentir, a tocar uno o mas instrumentos, sientense con ellos a contarles cuentos y por cada cuento que lean los recompensan con una galleta, al final terminaran artos de las galletas y sedientos por devorar más libros. Dejen que tomen sus propias decisiones, y que aprendan que en la vida nos caemos, nos golpeamos y nos paramos para seguir adelante”.

Anuncios

Creating limits is obviously impossible when you’re next to the person you desire. Specially if the emotion that desires that person is immense compared to you. I feel like an ant, a little insufferable ant who is quietly posing in one of the leaves. And then there’s wind, and what I’m I supposed to do? I mean… It just controls my movements, my directions and even my destiny. I know I’m a really big person, but I still get surprised if how big my emotions are. His soft touch makes me love him in a really disasterous way. I love him, I live him, I leave everything else. I’m just waiting for a moment which is enough awkward to transform it into a love declaration. I’m waiting and I will tell him how I feel, how I don’t tremble but because inside of me I literally melt, how I look at him because I want to memorise all his manias, how I dream so many things next to him. I don’t know dude, he just makes me travel, is like a book with beautiful lips.

12:04 am

Tengo sueño
Y también ganas de gritar
Odio estar en esta cama
Sola, como ola despistada

Me duelen los ojos
El olor a nada aburre
No siento las manos
Y tengo ganas de escribir

Ojalá pudiésemos escribir
Sin mover la mano
Que el cuaderno leyera mentes
Así como lee manos

No estoy preparada
Para clasificar granadas
Creo comprender la altura
Cuando mis manos no alcanzan la sal

Recuerdo aquella roca
En la que me senté cuando estaba enojado
Grande, horrible, cobarde
Con cuatro heridas de bala

Hace seis meses no escribo un poema,

Ni escupo en la grama los restos del alcohol.

Tengo miedo de la vida,

Porque momento a momento,

La felicidad se vuelve un poco infeliz

En la profundidad no encuentro la armonía,

La profundidad es puta,

Porque te deja moretones en lugares insanables,

Trato de no hartarme de ciertos momentos,

Invento palabras para burlarme del diccionario,

Tanta es la soledad que critico a las letras,

Porque estoy cansada de la complejidad de las personas.